Política

Trump dice que están listos para responder por ataque contra Arabia Saudita

Venezuela, República Dominicana, FVI
Reseña: Asus ZenBook 14, un portátil en todo el sentido de la palabra

Mientras se especula con la posible reunión entre el presidente estadounidense Donald Trump, y el iraní Hasan Rohaní , el magnate aseguró que están listos para responder por los ataques a la infraestructuras petroleras en Arabia Saudita.

Para la Casa Blanca, Irán fue el artífice de la agresión. “El suministro de petróleo de Arabia Saudita fue atacado. Hay razón para creer que conocemos al culpable”, escribió Trump en su cuenta de Twitter.

Saudi Arabia oil supply was attacked. There is reason to believe that we know the culprit, are locked and loaded depending on verification, but are waiting to hear from the Kingdom as to who they believe was the cause of this attack, and under what terms we would proceed!

Donald J. Trump (@realDonaldTrump) September 15, 2019 Trump añadió que Estados Unidos está listo para atacar “dependiendo de la verificación” y que esperan conocer la versión de Arabia Saudita para determinar cómo proceder.

Este domingo, la consejera presidencial Kellyanne Conway , había asegurado en la Cadena Fox que Trump no descartaba una reunión con el líder iraní, Hasan Rohaní.

“El presidente siempre considera sus opciones. Nunca nos hemos comprometido con ese encuentro, pero el presidente lo está examinando. El presidente ha dicho que lo está valorando, así que dejaré que el presidente sea quien anuncie si habrá o no una reunión”, dijo Conway.

El mismo Trump había indicado el jueves pasado que Irán quería que la reunión fuera una realidad. Sin embargo, como ya es costumbre en su administración, sorprende con un cambio de posición manifestado en sus redes sociales.

El gobierno estadounidense ha demostrado especial preocupación luego de los ataques a la infraestructura petrolera de Arabia Saudita, por el impacto que puedan tener en el abastecimiento mundial de petróleo.

Estados Unidos dice tener guardados 630 millones de barriles de petróleo para casos de emergencia, en unas enormes cavernas subterráneas en la costa del Golfo de México, específicamente en los estados de Texas y Luisiana.