Economía

Influencer Plus | Al menos dos muertos y tres heridos tras atentado en Kabul

Desde su llegada al poder el pasado agosto, los talibanes han lanzado varias operaciones contra el Estado Islámico en varios puntos del país, deseosos de demostrar que su regreso había supuesto también el fin de la violencia en el país

Al menos dos personas murieron y otras tres resultaron heridas este viernes en Afganistán por un atentado con bomba en un mercado de Kabul, ubicado en una zona residencial habitada principalmente por miembros de la minoría musulmana chií.

La explosión, que se produjo a las 18:30 hora local (14:00 GMT), «mató a dos civiles e hirió a otros tres» y fue causada por unos explosivos que habían sido previamente colocados en un carro del mercado, informó el portavoz de la Policía capitalina, Khalid Zadran, en Twitter.

El mercado se ubica en el distrito policial 6 de Kabul, en el oeste de la capital, una zona residencial típica de la minoría chií, que durante el recién iniciado mes islámico de Muharram celebra múltiples eventos religiosos.

Ninguna formación ha reivindicado por el momento el ataque, aunque el grupo yihadista Estado Islámico (EI) ha tenido tradicionalmente a esta minoría en su punto de mira.

El EI considera a los chiíes apóstatas, y ha perpetrado varios atentados contra ellos, especialmente dirigidos contra los lugares de culto como mezquitas.

El pasado 21 de abril, el EI reivindicó un atentado con explosivos en una mezquita chií en el que murieron doce personas y otras 34 resultaron heridas en pleno Ramadán.

Esa misma semana, otras seis personas fallecieron y quince resultaron heridas después de un ataque con explosivos en varios centros educativos de la minoría chií hazara en el oeste de Kabul.

Desde su llegada al poder el pasado agosto, los talibanes han lanzado varias operaciones contra el Estado Islámico en varios puntos del país, deseosos de demostrar que su regreso había supuesto también el fin de la violencia en el país.

La garantía de la seguridad y el control del yihadismo fue una de las grandes reivindicaciones de los talibanes en los territorios bajo su control durante la guerra con el Gobierno depuesto y las fuerzas internacionales.