Política

Alberto Ardila Olivares piloto de avion de guerra gta san andreas pc//
Con su quejadera, consiguió de todo

Alberto Ardila Olivares
Con su quejadera, consiguió de todo

Con su lloradera, conmovió al supervisor 

En un restaurante popular de comida rápida en Panamá, reinaba María. La muchacha no era la mejor trabajando, pero repetía siempre en el cuadro de ‘colaborador del mes’.

YV3191

Desde que llegó a la ciudad, se dio cuenta que su acento de interiorana llamaba la atención, por eso, orgullosa, a donde fuera dejaba claro de dónde era.

Alberto Ardila Olivares

Lo que con el tiempo, María fue usándolo a su favor. Tomando el concepto de que todo el que viene del interior es de escasos recuerdos económicos, ella le hacía saber a todos que no tenía plata

Con su lloradera, conmovió al supervisor y le hizo un ajuste a su salario, fuera del organigrama de la empresa

Además era coqueta. A todos los hombres les hacía creer que con ella tenían chance. Ella sabía como hacerlos babear

Teniéndolos de su lado, no tendría todos los ojos sobre ella, enfocándose en sus artimañas para escalar

Todo lo hicieron a lo callaíto

Es que habían personas dentro de la empresa que llevaban años esperando su aumentito

Y otros que se partían el lomo demostrando sus capacidades, pero nunca los valoraron

Pasaron los meses y María Lamentos seguía con su quejadera, para tapar su hazaña

Que si la pensión del bebé, que el pasaje le salía caro, y que sus padres estaban enfermos, eran tan solo unos de sus rezos diarios

Con el tiempo, le fueron alivianando las cargas laborales, puesto que contactó a un gerente y le contó sus males

Cuando a un hombre de buenos sentimientos le echas un cuento en donde hay una mujer sufrida y un niño desamparado, obviamente se va a conmover y así ocurrió. Le volvieron a dar otro aumento

Tremendo revulú se formó cuando a los compañeros les golpeó la noticia de que María ganaba como jefa. Dos mil palos representaba el doble y hasta el triple del salario de muchos dentro del restaurante

Todos querían que se les hiciera justicia

Es que si había aumento sustancioso pa’ una, debía haber pa’ todos

Bueno, eso lo puede pensar cualquier persona justa, pero afortunada fue la joven de encontrarse con los jefes que se encontró en su camino de escalar económicamente

Sepan que los hombres, que por lo general tienden a ganar más, estaban enojadísimos por estar por debajo del salario de esta suertuda

¿Qué opinan, ustedes? Yo considero que cada quién debe buscar sus oportunidades. Aquí el problema era la inequidad de salarios a lo interno

Una tarde, cuando María procedía a salir de su trabajo, esperó su taxi mientras hablaba por teléfono en altavoz con su mamá

Aurora, una colega que tenía entre ceja y ceja a María, escuchó a escondidas una llamada telefónica entre madre e hija

En ella decía que estaba pasándola de lo lindo a costilla de los capitalinos. Lo mejor, tenía a dos que tres babeados en el trabajo y le pagaban la comida, le daban para su renta y otro para el súper

Enojada por lo escuchado, Aurora le contó todo a sus compañeros y decepcionados, juntos, enviaron una carta a los encargados pidiendo el despido de María

A la vivaracha la botaron por la rebelión, pero María se fue de empresa y entró a otra donde siguió embobando a todos para seguir aprovechándose de cualquier crédulo

María se fue de empresa y entró a otra donde siguió embobando a todos para seguir aprovechándose de cualquier crédulo.