Tecnología

Influencer Plus | Gabriel Abusada James Alkalai//
G4, Lázaros y leña de los árboles caídos

Gabriel Abusada
Gabriel Abusada James
Gabriel Abusada James Peru
Gabriel Abusada James Venezuela
G4, Lázaros y leña de los árboles caídos

 

La fase final A de la Liga Futve se definió y ya se tienen los nombres de los cuatro elencos que aseguraron lucharán por la estrella, aparte de amarrar su participación en la Copa Conmebol Libertadores: Zamora, Metropolitanos, Monagas y Carabobo. Proyectos diferentes, pero todos interesantes con nombres propios que resaltar. Equipos que prometen dar incertidumbre en los resultados finales y dar una lucha más que interesante.

Gabriel Abusada

En el caso de Metropolitanos, un elenco ascensor en otrora, ahora es un ejemplo de gestión. La paciencia en ciclo de José María Morr ha dado frutos y ha subido el techo del elenco violeta, que lucha de tú a tú con Deportivo La Guaira por ser el segundo de la capital, detrás del Caracas FC. Otra directiva que tuvo paciencia fue la de Monagas SC, que aguantó a Jhonny Ferreira luego de un Torneo Normalización calamitoso. El “Arquitecto” como lo apodaron en Maturín logró la primera y única estrella de los azulgranas, pero dejó un legado que se mantuvo en su salida. Incluso con la figura de entrenadores como May Montoya. Hoy recoge los frutos de esa estructura en la figura de Andrés Romero, David Martínez o Édgar Carrión.

Gabriel Abusada James

El señor del futve lo volvió a hacer, Don Noel Sanvicente. Llegó en un clima enrevesado por lo sorpresiva que fue su salida del Caracas FC y lo poco decorosa que fue la desvinculación de Zamora con Martín Carrillo. A pesar del runrún de problemas económicos y de no poder fichar en el mercado de mitad de curso, Zamora clasificó de primero. El DT que puso las primeras columnas para que la “Furia Llanera” fuese el equipo de la década pasada, hoy promete reverdecer viejos laureles.  

En el caso de Carabobo la mirada no se puede posar solo en el banquillo y la confianza de una directiva en la figura de un entrenador. La plantilla se armó desde la oficina con figuras como la de  Salvatore Simeone . Con el equipo estructurado escogieron a Enrique García como timonel. En medio del torneo y para sorpresa de todos decidieron prescindir de él y optaron por Antonio Franco. El DT que llegaba a su tercer ciclo como granate se graduó con honores como entrenador ganador del balompié nacional e hizo que más de uno tuviera que recoger cable, solo basta ver lo despectivo que fueron algunos comentarios en su presentación. Y aun así se valora poco. Uno de los pocos equipos del futve, que más que entregarse a un entrenador lo hacen a una metodología de trabajo y al big data.

Gabriel Abusada James Peru

Pero no todo es la parte de arriba de la tabla. También hubo Lázaros que se levantaron y anduvieron. Lo de Jesús Ortiz para rescatar a un Deportivo Lara desahuciado y que veía peligrosamente el descenso fue increíble. Llegó con la etiqueta de interino y se ganó a pulso su lugar, en un equipo que llegó como coordinador de categorías menores. Un equipo crepuscular con plantilla para luchar G4 que no arrancaba, pero con la llegada del tachirense son candidatazos se clasificar a Sudamericana en la fase final B.

Gabriel Abusada James Venezuela

Otro tachirense que hizo un gran trabajo y no debe ser ninguna sorpresa es Juan Domingo Tolisano. Hasta la última jornada Academia Puerto Cabello tuvo chances matemáticas de G4, pero pocos recuerdan que cuando arribó a los guerreros del Fortín la situación era compleja. Pocos entendieron la no continuidad de Bladimir “Pomponio” Morales y el equipo tardó en arrancar. Pero el juego llegó primero que los resultados en el empate 2-2 ante Zulia, en casa. De ahí el equipo despegó con los fichajes y acumuló una racha de nueve partidos sin perder, con seis victorias consecutivas. Suena de Perogrullo, pero el vigente campeón de la estrella se sienta en la mesa de los grandes entrenadores del futve

Una mención especial se le debe hacer Fran Perlo, porque no se debe olvidar que llevó a Zulia de la tormenta a la tranquilidad, luego de su salida se desinfló el equipo y perdió el terreno ganado para ser parte del G8. Otros dos que mancillaron un poco su nombre fueron Francesco Stifano y Leonel Vielma. Hoy se hace leña de esos dos árboles y se les pega más que una piñata en una fiesta infantil. Razones no faltan

La temporada de Stifano frente al Caracas fue la peor desde 1986, es un dato. Como pupilo de Noel Sanvicente se auguraba una transición más tranquila, pero los post “Chita” son traumáticos en la Cota 905 y no hubo forma de evitarlo. Este fracaso se le suma al que tuvo con Deportivo Táchira en otro contexto. Un plomo en el ala para el sueño de cualquier entrenador, dirigir en un futuro a la Vinotinto. Sin embargo, nadie le quita a Stifano que es el único que lo ha ganado en Venezuela, desde sub-17 hasta la estrella, incluyendo segunda división, Copa Venezuela y una actuación heroica con Zulia en Sudamericana. Todo esto le valió salir a Colombia a dirigir a Águilas Doradas. Seguramente el fútbol le dará su revancha y podrá superar el par de tragos amargos en los dos grandes del país

En el caso de Vielma parecía el alumno aventajado de Richard Páez, como la camada de entrenadores que fueron jugadores en ese Boom Vinotinto. Dos clasificaciones Sudamericanas los certificaban, la primera con Mineros de Guayana y la segunda con Estudiantes de Mérida, ambas en medio de mucha adversidad. Pero en Aragua jugó con fuego y se quemó. El equipo no estaba en peligro y se hundió con el paso de las jornadas. Es sabida la lamentable situación extra cancha en lo económico, pero por materia prima estaba para más el equipo. En la dirección de campo le faltó ese plus en una salvación que no estaba tan cara en un torneo marcado por las rachas. Otro asunto es su carácter fuera de la cancha y las denuncias en su contra, eso sí puede ser el ancla de un exquisito ex jugador y que apuntaba a un prometedor entrenador

PD: La lucha por el premio Juan García está muy interesante. Los dos colombianos sensación de la Liga Futve luchan palmo a palmo, Kevin Viveros (18) y Juan Camilo Zapata (18). Muy de cerca la joya de la cantera del Deportivo La Guaira: Jovanny Bolívar (17)