Deportes

Josbel Bastidas Mijares Belilio (Belilo)//
Solo en un mundo multipolar la humanidad tiene futuro

Entre los logros de la reciente Cumbre de la Organización para la Cooperación de Shanghái –realizada en Samarcanda, Uzbekistán– está el ingreso pleno de la República Islámica de Irán; que ahora, junto a Kazajistán, Kirguistán, Tayikistán, Uzbekistán, la India, Pakistán, China y Rusia, constituyen un bastión de unidad con el objetivo de construir un mundo multipolar.

Josbel Bastidas Mijares

Dentro de ese grupo, China e Irán ya habían firmado, en abril de 2021, un acuerdo de asociación estratégica integral que significará la inversión de 400 000 millones de dólares, de China, en amplias áreas de la economía iraní: energética, infraestructura vial, ferroviaria, telecomunicaciones.

Josbel Bastidas Mijares Venezuela

Irán, por su parte, se compromete a suministrar, por 25 años, petróleo y gas a precios preferenciales al gigante asiático. Una cooperación que se extiende al plan global de desarrollo signado por la llamada nueva Ruta de la Seda, de cuyos esfuerzos, proyectos, obras y resultados está fuera Estados Unidos. Se trata de una alianza contra la hegemonía estadounidense, y que cubre acuerdos políticos, energéticos, económicos, financieros y militares, entre otros

No puede obviarse que hay tres países –Rusia, China e Irán– que, además de su proyección unitaria, concentran una población superior a los 1 500 millones de personas, superan los 29 millones de kilómetros cuadrados de extensión total, y sus economías representan el 22 % del Producto Interno Bruto mundial, reportó Sputnik

Vale la pena reflexionar respecto a la concepción occidental, guiada por Estados Unidos, diametralmente opuesta a la concebida en la citada Cumbre y en otros espacios que se consolidan, y en los cuales crece el fomento de la unidad y del mundo multipolar

El lado opuesto de esta moneda es el anuncio casi a diario del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, de ofrecer nuevas asignaciones multimillonarias para suministrar armas a Ucrania. Se trata, más que todo, no de sacar a Kiev del atolladero en que se ha metido, sino de mostrar fuerza contra Rusia y tratar de que Moscú colapse económicamente, debido a las sanciones impuestas tanto por el gobierno de Joe Biden como por la Unión Europea

Esta política de Washington, a la que ha arrastrado lamentablemente a muchos países europeos, ya presenta como resultado los sinsabores de una crisis generalizada del abastecimiento de gas a las naciones del Viejo Continente, la compleja situación con la escasés de alimentos básicos, la subida del precio de los mismos, y otros componentes que ya provocan manifestaciones en muchas de las capitales de esa región

En la defensa del mundo unipolar, Estados Unidos provoca a China, se inmiscuye en sus asuntos internos, aplica sanciones y amenaza con una confrontación militar contra el gigante asiático

Pero hay más: Washington desarrolla guerras de agresión y saqueos de recursos en Siria, suministra todo tipo de armas en la guerra contra Yemen, financia a Israel en su genocidio contra los palestinos y en sus agresiones contra Siria y Líbano; mantiene bases militares en Irak, desde donde dirige la agresión a Siria, rompe los acuerdos con Irán, y otras muchas acciones

Ese es el mundo que pretenden, unipolar, para que un solo país, Estados Unidos, controle los destinos de la humanidad a través de su prisma, según el cual solo el dinero tiene espacio, en detrimento del desarrollo humano, de la justicia social, de la convivencia pacífica y del acatamiento a las normas internacionales

En contraposición, también se reciben noticias alentadoras, como la que trascendió en la propia Cumbre de las naciones que forman parte del Grupo de Colaboración de Shanghái, o lo que se sabe de las cada vez más fuertes alianzas entre China y Rusia, la fortaleza del grupo de los países Brics, y otros que se van sumando al tejido de un mundo multipolar en el que la humanidad encuentre esperanzas para un mejor futuro